Embarazo Psicologico

Embarazo Psicologico

Embarazo psicologico: una afección de la que poco se conoce

La búsqueda infructuosa de un embarazo puede ser una de las situaciones más frustrantes que algunas mujeres se ven obligadas a atravesar. El deseo de ser madre, que es totalmente natural y noble, puede desencadenar una serie de malestares y alteraciones, tanto físicas como psíquicas, cuando se manifiesta de forma desmedida.

Una de las manifestaciones más grandes de esta frustración es el embarazo psicologico, que es una afección muy poco frecuente, pero totalmente real e íntimamente ligada a la depresión.

Las mujeres que presentan más proclividad a este trastorno son, precisamente, las que tienen problemas de concepción, ya sea por ser infértiles, por tener una pareja que no puede concebir o simplemente porque luego de recurrentes intentos en un período prolongado de tiempo no logran iniciar la gestación de un bebé.

Existen también otros perfiles muy propensos a padecer un embarazo psicologico. Se trata de mujeres con menopausia precoz (que somatizan su desánimo a través de este trastorno), mujeres con problemas de pareja, que sienten que un embarazo podría mejorar el estado de su matrimonio, o, finalmente, mujeres (en general muy jóvenes) que tienen un miedo desmedido de quedar embarazadas.

¿Cómo se reconoce un embarazo psicologico?

Este trastorno, que técnicamente se llama pseudociesis, replica todos los síntomas de un embarazo habitual. Incluso hasta pueden verse alterados los niveles hormonales, lo que provoca falsos positivos en las pruebas de embarazo caseras.

Estos son los síntomas:

  • Interrupción prolongada del período menstrual, pues el organismo no permite la ovulación al encontrarse emulando un embarazo real.
  • Distensión de los músculos abdominales, hinchazón pélvica y aumento de peso. También se engrosar significativamente las paredes uterinas.
  • Cambios en la turgencia de las mamas. También se agrandan y hasta pueden llegar a segregar lactosa y cambiar de color las aréolas mamarias.
  • Sensación sugestiva de movimientos dentro del vientre. Es uno de los síntomas más crueles para una mujer que padece de un embarazo psicologico.
  • Malestar matutino, náuseas, acidez y mayor sensibilidad a los olores y sabores. Aumento de la sensibilidad sensorial y emocional.

¿Existe algún tratamiento para el embarazo psicologico?

Esta condición psicológica tiene tratamiento. El primer paso para acabar con un embarazo psicologico es descartar la posibilidad de embarazo. Si las pruebas de embarazo arrojan falsos positivos, es importante realizar una consulta médica, un análisis de sangre o ecografía que prueben que no hay gestación.

Por tratarse de una condición psicológica, el ginecólogo a cargo debe estar en condiciones de ofrecer apoyo emocional a su paciente, a la vez que debe tener la competencia de derivarla a un especialista en Psicología. El tratamiento indicado, probablemente, comparta muchas características con el que reciben los pacientes que manifiestan cuadros depresivos.

La terapia, que puede ser individual o grupal, es la solución a esta afección tan poco común. De hecho, compartir los padecimientos y conocer la historia de alguien que haya atravesado la misma situación puede ser de gran ayuda para las mujeres en esta situación.

 



Deja un comentario