Tener la Actitud Correcta para Bajar de Peso

Tener la Actitud Correcta para Bajar de Peso

Puedes creerlo o no, pero existe un factor psicológico que entra en juego cuando quieres adelgazar. Es ese factor que también aparece cuando quieres conseguir cualquier otra cosa, o si practicas algún deporte y se llama “entusiamo, actitud, motivación…”.

Si prácticas algún deporte deberás conocer las bases y los reglamentos que lo regulan, eso mismo necesitas para perder peso, necesitas también tener la información correcta.

conseguir tus metasEsta información te ayudará a tener un conocimiento de lo que necesitas para perder peso y adelantará el proceso para que tu mente tome el marco correcto y por ello la motivación, compromiso y la actitud necesaria para hacer frente a los obstáculos que irás encontrando por el camino.

Si de verdad quieres “perder peso,” tienes que marcar ese compromiso en tu mente, para que se convierta en una realidad. Una realidad que debes de asumir como si ya se hubiera producido, actuar como lo harías si tuvieras los kilos que tu quieres.

Empieza a sentirte bien contigo mismo y sentir como algo natural tu pérdida de peso.

Todo esto no sirve de nada si no pones los medios para conseguir perder peso; es decir haces un programa de perder peso con ejercicio, como hemos hablado en otros artículos. La actitud te sirve para ayudarte a superar los obstáculos pero tú te tienes que poner en movimiento y poner las medidas necesarias para poder perder peso.

Algunas cosas que te ayudarán a tener una buena actitud durante todo el proceso de pérdida de peso serán:

  • Escribe tus metas – piensa que peso es el que quieres tener. Además anota cualquier otra cosa que quieras conseguir. No hay nada más difícil que seguir un camino si no sabemos a dónde queremos llegar. Esto mismo te puede servir para cualquier otra cosa en tu vida.
  • Se específico a la hora de escribir tus metas. Tus metas son importantes. ¡Haz que sean importantes!
  • Ponte un plazo para conseguir tus objetivos. Un plazo que sea realista. Te puedes plantear perder tantos kilos en un año. Pero también plazos intermedios, para verano habré perdido tantos kilos, o para la boda de fulanito habré pedido tantos. Muy importante que sean cosas concretas y que sean realistas.
  • Coloca tus metas en algún lugar visible que siempre puedas verlas. Un buen lugar es en la cocina en tu frigorífico o refrigerador.
  • Enfócate y ten vivas tus metas diariamente. Sabiendo que todos los días tienes que hacer tu trabajo.
  • Comprométete con tus metas. Tienes una razón de porqué quieres lograrlo. Si sabes el porqué, lo vives y lo tienes claro es más fácil comprometerse.

Es un camino largo que comienza con un solo paso y que irás viendo los resultados poco a poco.

Conforme vayas cumpliendo tus metas no te olvides de premiarte con algo que te guste. Cómprate alguna ropa que antes no te podías poner, o darte algún capricho de los que te prives habitualmente en tu dieta, con moderación.

Cada vez que venga a tu mente “no puedo hacerlo” bórralo rápido de ella, y cambia el mensaje por “lo haré” o “puedo hacerlo”. Es tan fácil pensar en positivo como en negativo. Y es mejor ser positivo.

Si tienes claro y vives cuáles son tus metas, que es lo que quieres conseguir; retroalimentas tu actitud y ella te ayudará a seguir avanzando.

Puedes leer más sobre el tema aquí…

 



Deja un comentario